Modelo 210

El modelo 210 se utiliza para declarar aquellas rentas obtenidas por las personas que no son residentes fiscales España. Dependiendo del tipo de renta obtenida por parte del contribuyente no residente fiscal en España, la presentación del modelo será diferente, por ejemplo, en los plazos en los que se debe presentar.

 

Obligación de declarar

En términos generales, estarán obligados a declarar el modelo 210 todos aquellos contribuyentes que obtengan rentas en España aunque no tengan que pagar impuestos por las mismas, por ejemplo, cuando se trate de una ganancia patrimonial procedente de la venta de unas acciones  pero esté exenta por el Convenio de doble Imposición del país en el que resida o solicite una devolución de retenciones a la Agencia Tributaria.

Ahora bien, no estarán obligados a presentar el modelo 210 los siguientes contribuyentes, entre otros:

  • Cuando se haya aplicado las retenciones o ingresos correspondientes de acuerdo con el artículo 31 de la Ley del IRNR.
  • Rentas exentas por el artículo 14 del IRNR o el Convenio para evitar la doble imposición internacional entre países, salvo
    • Rentas exceptuadas de retener del artículo 10.3 del Reglamento del IRNR. Por ejemplo, las ganancias patrimoniales obtenidas en la venta de acciones (en el caso de las pérdidas patrimoniales no existe obligación de presentar el modelo 210).
    • Imputación de rentas en bienes inmuebles cuando pertenecen a una persona física.
    • Rendimientos satisfechos por personas que no tengan la consideración de renedor.
    • Solicitud de devoluciones a la Agencia Tributaria.

 

Tipos de gravamen

Los tipos de gravamen en el modelo 210 son los siguientes:

  • Con carácter general, el 19% para los residentes fiscales en la UE, Islandia y Noruega. En los demás casos, el 24%
  • Pensiones y prestaciones similares. En este caso, se determina un tipo medio y, posteriormente, dependiendo del importe, se aplicará el porcentaje que corresponda según una tabla.

Tipo medio = cuota/importe anual pensión * 100

De 0 a 12.000 euros (8%)

De 12.000 a 18.700 euros (30%)

De 18.700 euros en adelante (40%)

 

  •  Intereses y rendimientos procedentes de cesión a terceros de capitales propios el19%
  • Dividendos y rendimientos derivados de cesión a terceros el 19%
  • Ganancias patrimoniales derivadas de la transmisión de acciones u otros elementos patrimoniales; el porcentaje será del 19%
  • Rendimientos de trabajos derivados de un sueldo obtenido por un contrato temporal en España (2%)
  • Cánones, en términos generales, se tributará al 0%.
  • Operaciones de reaseguro: 1,5%
  • Por imposición complementaria (cuando se transfieren rentas de establecimientos permanentes al extranjero y, de acuerdo con el artículo 19.2 de la Ley del IRPF, se tributará al 19%

Es importante revisar los Convenios de Doble imposición internacional.

 

Plazo de presentación

Dependiendo del tipo de bien que se trate y si corresponde pagar o no al contribuyente, los plazos de presentación serán los siguientes:

  • Si se trata de rentas derivadas de la transmisión de bienes inmuebles, el modelo 210 se presentará a los tres meses siguientes tras haber pasado un mes desde la transmisión del bien inmueble independientemente del resultado de la declaración.
  • Si se trata de rentas imputadas de bienes inmuebles situados en España, la presentación e ingresos se realizará al año natural siguiente al que se produzcan y, en todo caso, entre el 1 de enero y el 23 diciembre del año siguiente.
  • Para el resto de rentas, si la auto liquidación sale a ingresar, se deberá presentar entre los días 1 al 20 de abril, julio, octubre y enero y, en el caso de querer domiciliar el pago, deberá hacerse entre el 1 y el 15 de los meses indicados anteriormente. En cambio, cuando se trata de un resultado a devolver, se tendrá un plazo de cuatro años para solicitar la devolución y, en todo caso, se empezará a contar desde el fin del período de presentación del impuesto correspondiente.

 

Forma de presentación

El modelo 210 se puede presentar de forma telemática por internet con un certificado de firma electrónica o en soporte papel. En cualquiera de los dos casos, se debe presentar la siguiente documentación:

  • Si se tiene derecho a alguna exención, se deberá aportar el certificado de residencia fiscal del país en donde resida el contribuyente, en términos generales.
  • Se adjuntarán documentos justificativos cuando se deduzca a la cuota del impuesto las retenciones o ingresos a cuenta que se hayan pagado con anterioridad.
  • Cuando se produzca una devolución por parte de la Agencia Tributaria, será necesario presentar un justificante  de la entidad financiera que acredite la titularidad de la cuenta en donde se hará el pago.

 

www.josemiguelgolpesaavedra.es

 

 

 

 

 

 

Sin comentarios | Leído 130 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *