Modelo 720

 

Desde hace unos años, el modelo 720 está siendo un quebradero de cabeza para bastantes residentes fiscales en España que tienen bienes en el extranjero. El siguiente artículo tiene como objetivo dar a conocer las características más destacadas del modelo de declaración de bienes en el extranjero que deben presentar los residentes fiscales en España.

 

¿Qué es el modelo 720?

 Se trata de un modelo en donde los contribuyentes residentes fiscales en España tienen la obligación de presentar ante la Agencia Tributaria aquella relación de bienes y derechos que tienen en el extranjero cuando cumplan una serie de requisitos. El modelo se puede presentar entre el 1 de enero y el 31 de marzo del año siguiente al cual se tiene obligación de declarar.

 

Requisitos que obligan a presentar el modelo 720

 En términos generales, los requisitos para presentar el modelo 720 son los siguientes:

— En primer lugar, que los bienes situados en el extranjero se encuentren dentro de algunos de los bloques regulados en los artículos 42 bis, 42 ter y 54 bis del Reglamento General de Actuaciones (RD 1065/2007, de 27 de julio). Dentro de estos bloques se engloban las cuentas en entidades financieras, los valores, derechos, seguros y rentas depositadas, gestionadas u obtenidas en el extranjero y los bienes inmuebles y derechos sobre bienes inmuebles situados en el extranjero de acuerdo con la normativa tributaria.

— Otro de los requisitos indispensables para la presentación del modelo 720 es superar el importe de 50.000 euros en cuentas bancarias, valores, depósitos o valor del inmueble o derechos sobre el inmueble. Además, cada año que se produzca una variación de 20.000 euros, salvo en los inmuebles —siempre que se ocasione por la variación del tipo de cambio—, se deberá informar a la Agencia Tributaria de tal variación presentando nuevamente el modelo 720.

 

Para determinar los importes de 20.000 y 50.000 euros; debemos atender a:

  • Si se tratan de cuentas bancarias, al importe del último trimestre del año y a 31 de diciembre.
  • Si se tratan de valores, depósitos y otros incluidos en el mismo bloque, al valor que tengamos a 31 de diciembre.
  • Si se trata de un inmueble, se atenderá a su precio de adquisición —más los impuestos asociados a la compra—.

 

En el caso de que alguno de estos valores no se encuentre reflejados en la moneda euro; se atenderá al tipo de cambio a 31 de diciembre.

 

Sanciones del modelo 720

 La no presentación del modelo 720 ocasiona las siguientes sanciones:

— Por una parte, en el caso de presentar una declaración informativa del 720 fuera de plazo sin requerimiento previo de la Administración Tributaria, la sanción es de 100 euros por cada dato o conjunto de datos referidos a algún bien encuadrado en alguno de los tres bloques comentados con anterioridad con un mínimo de 1.500 euros.

— Por otra parte, cuando existe requerimiento por parte de la Administración Tributaria, la sanción será de 5.000 euros por dato o conjunto de datos con una multa pecuniaria mínima de 10.000 euros.

 

Ejemplo

A continuación, se muestra uno ejemplo práctico de la obligación o no de presentar el modelo 720:

«Una contribuyente Argentina con residencia fiscal en España desde el año 2019, tiene los siguientes bienes en el extranjero:

  • Un inmueble situado en Buenos Aires que puede recibir en herencia en los próximos años por un importe de 10 millones de pesos argentinos (151.838,86 euros).
  • Otro inmueble que ha recibido en herencia en Colombia por importe de 250 millones de pesos colombianos (65.325,13 euros).
  • Un plan de pensiones en España por importe de 55.000 euros y otro en EEUU por importe de 58.000 dolores estadounidense (52.684,30 euros).
  • Abrió durante el año 2019 una cuenta corriente en Alemania por importe de 50.005 euros a nombre de su madre.

 

Con los datos mencionados anteriormente y siempre que no se produzcan variaciones en los tipos de cambio a 31 de diciembre de 2019 y atendiendo a consultas vinculantes de la Dirección General de Tributos:

 

  • Respecto al inmueble situado en Buenos Aires, la contribuyente no tendrá la obligación de declarar el inmueble porque todavía no es de su propiedad, aunque apareciera como posible heredera.
  • En el caso del inmueble situado en Colombia, sí tiene obligación de declararlo porque ya es de su propiedad, supera el importe de 50.000 euros y no se encuentra dentro de las excepciones (por ejemplo, que estuviera incluido en la contabilidad de una sociedad).
  • Los planes de pensiones no se tienen que declarar en el modelo 720. En el primer caso porque el plan de pensiones está situado en España. En el segundo caso, como no se han dado las contingencias necesarias para su recuperación, es indiferente el valor del mismo hasta que se reciba en forma de capital o renta vitalicia.
  • Por último, la cuenta bancaria abierta en el extranjero tendrá la obligación de declararla en el modelo 720 al estar en calidad de poseedora; aunque no sea titular de la misma.»
Sin comentarios | Leído 110 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *